Testimonios desde el exilio

Las voces de las chavalas y mujeres que tuvieron que dejar Nicaragua

A un año y un mes del inicio de la crisis política de Nicaragua muchas mujeres han dejado el país. Algunas de ellas lo tuvieron que hacer de manera obligada porque sus vidas corrían peligro por estar en contra de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo, especialmente aquellas que estuvieron bastante activas en las marchas y después atrincheradas en las universidades.

Muchas de estas mujeres no solo dejaron su pedazo de tierra, también dejaron una vida completa, a sus familias, a sus amigas y amigos, sus trabajos, planes y sueños. Lo dejaron todo para pasar a ser exiliadas, extranjeras y/o refugiadas políticas.

Hasta ahora dar un número exacto de cuántas personas han salido del país debido a la crisis, es complicado. Según ACNUR son 62 mil nicaragüenses que han huido del país, pero sobre cuántas de estas son mujeres, no lo sé, hasta ahora no he encontrado el dato.

La vida en el exilio puede ser diferente para cada una, pero todas compartimos algo en común y es que extrañamos Nicaragua y tenemos la ilusión que algún día vamos a regresar. En los últimos meses me he preguntado sobre las experiencias que todas esas mujeres jóvenes han tenido durante sus vidas en el exilio, así que dentro de mis conocidas y contactos me puse a buscar a todas aquellas que quisieran compartir sus historias conmigo, y hoy quiero compartir los testimonios de estas chavalas y mujeres con ustedes.

¿Sos o conoces a una chavala exiliada debido a la dictadura de Daniel Ortega que desee contar su historia? No dudes en contactarme.