Cartas a mi tierra

El nica en Viena

No sé de qué manera empezar esta historia sin que se vaya a sentir odioso o vaya a ofender a alguien, creo que al final pasará o uno o lo otro. Al final somos seres humanos y no siempre nos gusta lo que otrxs tengan que decir o la manera en cómo lo dicen.

Hace unos días llegué a Austria, mi segunda patria. Esta vez se siente diferente porque no voy a regresar a Latinoamérica cuando las vacaciones de verano acaben, esta vez me quedo porque así como muchxs chavalxs de Nicaragua, no hay forma de regresar. Cada quien tiene sus razones por las que no puede o no debe, pero la mayoría tenemos en común la razón por la que nos fuimos: la Dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Bueno, pues hace unos días que había llegado a Viena salimos con mi hermana y una amiga a beber una cerveza a un bar latino. Ya como a eso de la media noche, estábamos en la barra pidiendo una cerveza cuando uno tipo le habló a mi amiga y le dijo que era nicaragüense, el tipo ya estaba bastante borracho y era de esos típicos machitos que creen que los lugares le pertenecen. Mi amiga me preguntó qué le pasaba porque ella le preguntó que hacía en Viena y él le contestó: “La dictadura de Daniel Ortega es una mierda, yo me tuve que ir de mi país por él. Llevo dos años aquí.” Cuando el tipo le dijo eso, yo me enojé porque para mí fue una especie de usar la desgracia de nuestro país para hacerse el interesante. La crisis empezó hace 548 días (hoy es 01 de julio) osea, hace 1 año con 2 meses y medio. O el chavalo no sabe hacer las matemáticas (es peor que yo) o le vale madre todo el sufrimiento que tuvo el país y toda su gente porque a él no le tocó vivirlo.

Algunas semanas atrás empecé con un pequeño proyecto un poco personal llamado Testimonios desde el Exilio. Para el cual he platicado con diferentes chavalas sobre su participación en la revolución de abril y cómo han sido sus vidas en el exilio. Muchas de ellas coincidieron en que les sorprendía la manera de reaccionar de otras y otros nicas que no tuvieron que salir del país debido a la crisis. Quien criticaron más y apoyaron menos fueron sus propixs compatriotas, pero cuando les convenía sí se hacían los patriotas orgullosos del levantamiento contra Ortega.

También he escuchado de casos en donde algunas personas se hacen pasar por refugiados políticos para acelerar sus procesos migratorios que tienen pendiente. La verdad para mí, estas personas no son más que unos aprovechados que utilizan el sufrimiento y los sacrificios de todxs las y los nicas que estuvieron en las barricadas, en las marchas y durante los ataques de los paramilitares. Ni hablar de todas aquellas personas que tuvieron que dejar sus casas, familias y amigos porque sino paraban en la cárcel o muertos. Es muy fácil hablar cuando estando tan lejos de Nicaragua, no sufrieron todo aquello que los que estaban presentes, lo hicieron.

De estos tipos que llevan a Nicaragua en la boca solo para llamar la atención o por conveniencia, abundan y no solo de este lado del mundo. Ha habido gente que ha aprovechado la palabra “exilio” para volverse interesante y que realmente no están sufriendo lo que significa ser un exiliado. No solo se trata de haber nacido en Nicaragua y decir que se quiere bajar a Ortega de su trono, el exilio va más allá. Hay muchas lágrimas, mucha nostalgia, mucha desilusión y sufrimiento por extrañar ese pedacito de tierra caliente, un abrazo de la mama o de la abuela, de la hermana o del hermano. Hay familias divididas por fronteras ficticias y otras que no volverán a estar completas porque la dictadura les arrebató a uno o a una. Llevárselas de la gran chingada solo porque dejaron el país antes de que explotara todo, o hacer de menos a otrxs nicas por tener mucho más tiempo que ellxs en otro país, no les hace lo patriotas que creen que son, ni tampoco los hace ser lo que piensan que son.

Todxs dejamos Nicaragua porque buscábamos algo que no pudimos encontrar o realizar, sueños, planes, paz o hasta dinero. Las y los exiliados debido a la crisis no la están pasando tan bien y lo que menos necesitan es que su propia gente lxs hagan de menos. Me provoca enojo que alguien que no vivió nada o que ni siquiera estuvo en el país cuando todo empezó, se jacte de lo que otrxs hicieron y vivieron, es una burla a toda Nicaragua.

caca2

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s