Cartas Viajeras

Empezá de nuevo las veces que sean necesarias

Manual de supervivencia de la joven adulta del siglo XXI

Nota de la blogger: este es un fragmento de lo que podrán encontrar en mi primera novela corta: Manual de supervivencia de la joven adulta del siglo XXI que sale a la venta este 24 de febrero para Kindle y la app de Kindle por Amazon. 

IMG_20190102_160524
Venecia, 02 de enero 2019

Todo aquello que en los últimos meses me lastimó me parece tan lejano ya. Sentada en la sala de espera para agarrar un avión que me llevará lejos de donde esta historia empezó, medito sobre cómo he llegado hasta este momento. Veo los aviones a través de los típicos ventanales de aeropuerto y a todas aquellas personas esperando a ser llamadas para abordar el próximo vuelo que los lleve a algún lugar. ¿A dónde irán? ¿De dónde vendrán? ¿Habrá alguna persona ahí que tenga una historia similar?

Si hace un año alguien me hubiera hecho la típica pregunta que en dónde me veía desde ese momento a un año, hubiera jurado que seguiría luchando por una relación tóxica, con un ser humano que me hundía a la misma vez que se hundía a él mismo. Seguramente estaría sufriendo más que todo lo que había sufrido hasta ahora. Sería una veintinueveañera infeliz, rodeada por todo aquello que la sociedad me había dicho que debería de tener a mi edad, pero al final una infeliz, como muchas personas ahí afuera. Por supuesto que todo esto no puedo saberlo porque todo pasó de la manera que quizás debía pasar. Y a pesar que siempre he soñado con viajar por el mundo, perderme y vivir de una mochila por un tiempo, nunca hubiera imaginado que ese proyecto se iba a realizar tan pronto.

IMG_20181223_145113
Aeropuerto de Madrid

Las últimas semanas en el trabajo fueron bastante atareadas, que no noté cuando llegó el último día de trabajo. A pesar que le había dicho al jefe que no quería ninguna despedida, no me liberé de tener que decirle adiós a algunos compañeros. Con los más cercanos celebramos la despedida o el inicio de algo nuevo, en la terraza de mi casa. La fiesta me llevó a recordar la primera de todas las fiestas, que tuvimos y los desconocidos que éramos en ese momento. Algunas caras habían cambiado, muchos de nuestros compañeros se fueron debido a la crisis política de país, a otros no los volvimos a ver porque nunca regresaron después de las últimas vacaciones, pero esa tarde estaba con las personas que debía estar.

Hubo una personas muy especial que me acompañó durante este tiempo emocional, dramático y de muchas lágrimas. Con quien estaré eternamente agradecida por no haberme dejado tiraba en el suelo cuando necesitaba una mano. Estrella estuvo presente esa noche y fue la última que se fue a dormir, después de soportar mis lágrimas de borracha y muchas cosas que no había dicho antes. Durante el último fin de semana, fue mi compañera y se mantuvo fuerte y positiva, cuando yo le mencionaba lo mucho que iba a echar de menos las risas, los planes que teníamos y todas las historias que todavía no habíamos escrito juntas. Pero ella entendió primero que yo, que un nuevo inicio era necesario en mi vida.

Regreso al presente y por un momento dejo de sentirme tan especial en aquel espacio en donde se mueven miles y miles de personas cada día y me siento diminuta. Tengo un pequeño ataque de pánico y siento que me ahogo en un mar de gente desconocida. Me distraigo con un chico que come un sándwich frente a mí y se entretiene con su celular. Al lado de él hay una señora que lee un libro y no puedo evitar imaginar la vida que ambos deben tener. Me pregunto en dónde estaré cuando tenga la edad de la señora y haya vivido todo lo que ella ya vivió. Es increíble como los aeropuertos pueden estar tan llenos de gente y a la vez ser tan solitarios, son una especie de lugares de inicios y finales personales. Donde algunos pueden sentir que están llegando a casa  y otros como yo, lo ven como el camino a un nuevo comienzo en algún lugar desconocido.

Podés pre-ordenar mi pequeña novela haciendo click aquí. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s