Cartas y Café

Es hora de dejar la casa de mamá y papá

El primer paso para iniciar la vida adulta

Tengo amigos que ya tienen más de 30 y siguen viviendo en la casa de su mamá y papá. La verdad no sé cómo le hacen o cómo le hacen los viejos para no echarlos ya de ahí. Cada uno tendrá su razón. Pero después de llevar nueve años viviendo lejos de mi mamá y papá, no cambiaría por nada del mundo todo lo he aprendido viviendo sola.

this-is-fine

No voy a mentir, aveces me ha llevado la chingada y he comido un poco de mierda. Pero solo así se aprende a vivir y se entiende que nadie más tiene más responsabilidad de tu vida, que vos mismo. Nadie tiene la facultad de dar los pasos, ni tomar las decisiones que nos van a ir abriendo o cerrando puertas en esta experiencia de estar vivos. Y muchas veces pareciera que nuestra mamá o nuestro papá nos quieren ahorrar unos cuantos golpes, pues aunque lo quieran hacer, no pueden.

Mi experiencia con estos niños viejos salvados de los golpes de la vida por sus padres, ha sido ver como un joven adulto o una joven adulta pone excusas para todo. Para no terminar el trabajo, para hacer a medias el trabajo, para llegar tarde, para no llegar. Además que van por la vida culpando a medio mundo y a las circunstancias para no haber logrado nada en su vida. ¿Por qué? Porque o su papá ha estado ahí para salvarles el culo o porque su mamá ha estado ahí para limpiarles el desastre. Con esto no digo que neguemos toda ayuda que venga de nuestra familia, es bonito contar con su apoyo y saber que tenemos un hogar. Sino que nos atrevamos a salir al mundo, dejar la casa de mamá y papá para empezar a vivir y cumplir las metas que nos hemos propuesto. Sí, yo sé que cuesta al principio o que puede ser que no tengamos el dinero suficiente para pagar una renta, pero el compartir casa con alguien más es una opción que se está dando con más normalidad y frecuencia. Plan A, Plan B o Plan C existen, solamente hay que hacerlos.

Estar en la casa es rico y cómodo. Los que tuvimos el privilegio de contar con alguien en la casa que cocinara y limpiara, sabemos que dejar esas comodidades, para aventurarnos al mundo, es una decisión difícil. Pero vale la pena. Vale la pena aprender a hacer las cosas por nosotras y nosotros mismos, vale la pena empezar a organizar nuestro tiempo, nuestro dinero y disfrutar la libertad de vivir bajo nuestras propias reglas.

Solamente saliendo de la casa podemos aprender a ser adultos, responsables y no tan responsables que van creando un camino propio y aprendiendo de los errores. Debemos rasparnos las rodillas, darnos tropezones y aveces aprender a levantarnos después de una caída. De eso se trata la vida ¿no?

¿Qué consejos les darías vos a alguien que se quiere aventurar a dejar la casa de sus viejos?

cropped-firma2.png

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s